jueves, 22 de diciembre de 2016

Una carta para mi yo del futuro.


Querida yo del futuro, no sé como seras ahora y no consigo imaginarte, bueno imaginarnos, y si seguirás llevando de maquillaje esa sonrisa amplia, que tan feliz te hace sentir, espero que sí, porque no quiero que la pierdas nunca, y depende solo de ti.
Espero que sigas entrenando todos los días con la pasión con lo que lo haces con diecisiete años, o que por lo menos disfrutes por las mañanas saliendo a correr por el sitio que más te guste de donde vivas, y sentir el crujido de las hojas amarillentas del otoño, y el frío en tus mejillas acompañado siempre de lagrimillas causadas por el viento, no quiero que pierdas esa sensación nunca, y hazme caso, que si la has perdido no seras tú misma.
Quiero que sigas luchando por tus sueños, con el ímpetu que lo haces, y que nadie te obligue a rendirte. Sé que eres una persona luchadora que cuanto más difícil le pongan las cosas, más le gusta, no quiero que pierdas eso nunca, hazme caso, porque nadie te conoce mejor que yo, y se que te puede sacar de muchos problemas en la vida.

También espero que hayas viajado por muchos países, porque es un sueño que tenias desde muy pequeña, recorrer el mundo, sola o acompañada. Quiero que tengas una mente amplia, llena de horizontes, y sin limites, y eso viajar lo consigue, así que si no lo has hecho, no se a que esperas, cuando termines de leer la carta ya estas saliendo de tu casa, y te buscas la vida, y viajas.

Ojalá sepas distinguir quien te quiere de verdad y quien no, y quien te quiera te lo demuestre todos los días, todos, no quiero que ni un solo día derrames una lágrima por alguien que dice que te quiere, si te hace llorar no te quiere lo suficiente, no te estanques en esas personas, se que es difícil, pero no, coge impulso y aléjate. Quedate solo con las personas que te maquillen con tus sonrisas, como dije al principio.

No quiero que pierdas tus costumbres de desayunar con ganas, para tener fuerzas para comerte el mundo, que es lo que más te gusta, salir a la calle, y tener el día lleno de cosas.
Quiero que valores el esfuerzo que hago por ti, para que tengas lo mejor, un buen trabajo y una buena vida, llena de metas conseguidas, te lo digo de verdad, valora mucho el esfuerzo que estoy haciendo por ti, por nosotras, todos los días, estudiando y entrenando.
Y sobre todo, recuerda que eres lo que más quiero en el universo, QUIÉRETE, y se leal a ti misma, seamos fieles a nosotras, y que si algo hemos aprendido con el tiempo, es que la belleza es actitud.

Annie. 22-12-2016



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada